Beneficios a la salud que aporta el agua caliente

baño de vapor

Actualmente, muchas personas cuentan con al menos un calentador de agua en sus hogares, es una de las partes más básicas en las viviendas de hoy, debido a que no es del gusto de todos tomar duchas de agua fría, sobre todo en temporada de otoño e invierno.

Este aparato sirve, como su nombre lo dice, para calentar agua y consiste en un depósito en el que se calientan aproximadamente 15 litros de agua, con el uso de gas o de energía eléctrica. Existen varios tipos de calentadores, con ventajas distintas y maneras de operación diversas, seguramente podrán encontrar uno que se adapte perfectamente a sus requisitos. Lo que sí es definitivo, es que necesitan uno y si ya lo tienen, toca preguntarse si existe otro que les puede agradar más.

Los calentadores no solo se usan para elevar la temperatura del agua en las duchas, puede conectarse con la cocina o el lavabo del baño para poder disfrutar del servicio en distintos puntos del hogar.

Algunos puntos que todos deben de tomar en cuenta a la hora de seleccionar un calentador son: La calidad de los materiales, entre más resistentes más años de vida operativa; el número de personas que necesitarán el servicio para asegurarse de que el calentador tenga la capacidad de suministrar a todos y la distancia entre el aparato y las llaves de uso.

Pero, por qué es tan importante poder disfrutar de este servicio, ¿qué beneficios podemos obtener del uso de agua caliente?

Beneficios de ducharte con agua caliente

Buena circulación sanguínea

Cuando entramos en contacto con el agua, los procesos que el corazón lleva a cabo se aceleran, lo cual le ayuda a latir más rápido y con una mayor eficacia. Esto se debe a que el agua genera presión física en el cuerpo de la persona y funciona como si los vasos sanguíneos se estuviesen ejercitando.

Partos naturales rápidos

Esto no significa que en tan solo un par de minutos se terminará el parto, simplemente significa que lo acelera. Dar a luz en una tina de agua tibia o caliente, es una práctica cada vez más usada y dado a los beneficios que se pueden obtener, no es de sorprenderse.

En este método, las mujeres entran a una tina durante las primeras etapas del parto. El efecto del agua es minimizar el dolor y propiciar un ambiente más relajado para la mujer, lo cual las ayuda a concentrarse en el trabajo de parto. Algunas personas optan por una segunda práctica en agua tras el parto, esta práctica consiste en que las mujeres se bañan en una tina con los recién nacidos, agregando aceites esenciales al agua, para acelerar el proceso de curación y pasar el trauma del nacimiento.

Adiós al insomnio

Una ducha de agua caliente antes de ir a la cama ayuda al cuerpo a relajarse, ya que quita la tensión de los músculos adoloridos y reduce las molestias de las contracturas. Más allá de la relajación física, también ocurre una relajación mental o espiritual.

Temperatura agradable

En los días de mucho frío, una ducha con el boiler prendido en el nivel de alta potencia les ayudará a recuperar el calor corporal perdido y a mantener una temperatura agradable.

Cura algunas lesiones

Muchas veces, al hacer ejercicio, hacemos un movimiento extraño y nos desgarramos los músculos o simplemente lastimamos nuestras articulaciones. El agua tibia o caliente ayuda a aliviar el dolor y cuando se trata de algo simple, incluso puede curarlo.

Mejora el estado del aparato gastrointestinal

Ayuda a acelerar la digestión a la vez que la optimiza.

Reduce el nivel de presión sanguínea

Para las personas que sufren de problemas cardíacos, esta es una excelente noticia, puesto que utilizar el calentador de agua para sus duchas, les ayudará a reducir la presión sanguínea, de una manera no invasiva. Procuren consultar a sus médicos antes de hacerlo, ya que en algunas personas podría tener el efecto contrario.

Pérdida de peso

Para las personas con diabetes, esta es una buena técnica para perder peso, ya que se reducen los niveles de azúcar en el cuerpo.

Piel limpia

Al abrirse los poros, les ayudará a que su piel se limpie mejor durante la ducha.

Alivia los dolores de cabeza

Los dolores de cabeza más comunes son provocados por el estrechamiento de vasos sanguíneos en el cerebro. El agua les ayudará a eliminar la presión ejercida y, por ende, eliminará, o al menos, reducirá la molestia.

Cuida a sus articulaciones, músculos y huesos

Ayuda a aliviar los efectos que produce la osteoartritis, sin generar efectos secundarios.

Mejora la salud cerebral y del sistema nervioso

Sumergirse en la calidez del agua, le brinda calma al sistema nervioso y reduce la inflamación cerebral. Lo mismo pasa con el estrés y la ansiedad, lo cual contribuye a que mantengan un buen estado de ánimo. Algunas personas aseguran que incluso, alivia síntomas relacionados con el Parkinson.

Reduce las molestias de la tos y la congestión

Contribuye a eliminar la mucosidad acumulada en las vías respiratorias y a desaparecer momentáneamente los síntomas de la gripe y tos, permitiendo que sus cuerpos se recuperen.

Equilibra hormonas

Les ayudará a equilibrar los niveles de serotonina, con lo que se sentirán mucho más satisfechos con sus días.

Hidratación de la piel

El agua cálida evitará que la piel se seque o agriete.

Para obtener cualquiera de los beneficios, es necesario tomar en cuenta que las duchas de agua caliente, son recomendadas con una frecuencia de máximo tres veces por semana y por menos de 20 minutos.

¿En dónde pueden encontrar información sobre el servicio?

Ya tienen un montón de motivos por los cuales tener un calentador de agua en sus hogares, así que los invitamos a consultar nuestro catálogo en línea y llamarnos sin costo al (800) 942 6835 o escribirnos por WhatsApp al +52 (81) 2152 4723.