Alergias a hongos y bacterias causados por humedad excesiva pueden provocar la enfermedad de crup

humidificadores

La importancia de controlar la humedad y temperatura en nuestro hogar para salud de bebés y niños

Niveles de humedad muy bajos o muy altos en cualquier entorno donde vivan seres sensibles, serán muy perjudiciales a la salud, y de no tratarse adecuadamente es probable que resulte mortal para algunos niños o bebés. En estos tiempos, ya resulta esencial contar con una higiene impecable en la casa, donde dispositivos de purificación como humidificadores o deshumidificadores toman cada vez más relevancia.

Algunas veces llamado como laringotraqueítis o laringotraqueobronquitis, el crup es una enfermedad viral y suele ser del tipo influenzae, que provoca dificultades respiratorias y una tos persistente similar al ladrido de un perro. Asimismo la enfermedad de crup lo causan las alergias, inhalación de irritantes por vías respiratorias (como esporas de hongos), y hasta reflujo de ácido estomacal. Es posible que la aparición de esta afección ocurra en los meses fríos, de octubre a marzo, donde la humedad relativa suele ser alta y con temperaturas frías. Mantener un control de humedad y temperatura es muy importante.

El crup afecta solamente a la garganta, a menos que se transforme en un virus bronquial, entonces también dañará a los pulmones. Se oprime y achica la garganta, dando paso a una tos muy peculiar, asimismo uno de los síntomas es la recreación de un sonido musical cuando se aspira o exhala aire. El crup suele empezar como si de un resfriado se tratara, tos, secreción y sensación rasposa en garganta, y al segundo día se presentarán dificultades para respirar; de no tratarse adecuadamente, la enfermedad puede empeorar. De hecho, hay un caso documentado en el cual por no diagnosticar correctamente el crup por parte de los doctores, una pequeña niña de 7 años falleció a los tres días de haber contraído el virus. Si bien es algo que afecta en su mayoría a los menores, los adultos no están exentos. La hospitalización solo será necesaria en no más del treinta por ciento de los casos, por lo que en su mayor parte se puede tratar en la comodidad del hogar, siempre tratando de cuidar los síntomas, de seguir las indicaciones médicas al pie de la letra y tener una casa limpia, con control de humedad y temperatura adecuado.

Cuando se presente un sonido agudo inusual en el proceso de respiración del enfermo, es trascendental llevarlo a una clínica de emergencia. No es de confiarse si los síntomas empiezan a desaparecer, ya que durante el proceso es probable que surjan complicaciones de neumonía o bronquitis; es esencial estar al tanto de los síntomas que se vayan produciendo.

¿Los vaporizadores o humidificadores pueden tratar el crup?

Existe una disyuntiva en cuanto al uso de vapor para tratar el crup, ya que hace décadas era normal que los nosocomios instalaran áreas para el tratamiento de esta enfermedad en específico, dicho espacio estaba hecho de plástico, el cual en su interior se ambientaba con aire húmedo, y ahí metían a los niños para intentar curar los síntomas de los nenes; posteriormente los especialistas se dieron cuenta que no era tan buena idea, ya que esa zona húmeda resultó ser un campo de cultivo para los mohos, hongos y bacterias. Por otro lado, está comprobado que el uso del humidificador ayuda a una mejor respiración, sobre todo en aquellas personas que son susceptibles a sufrir de obstrucciones respiratorias y dolores de garganta.

La realidad es que tener un control de humedad y temperatura siempre va a ser lo ideal para un ambiente sano. Es importante saber cuándo se puede aumentar o disminuir la saturación atmosférica dependiendo de las necesidades de cada ser humano, solo hay que saber que el exceso de humedad o sequedad durante un cierto tiempo prolongado puede afectarnos de distintas formas, como a nuestra casa, oficina y a nosotros mismos.