Adaptar Bikram Yoga en casa con ayuda de generador de vapor para baño

generador de vapor para baño

Quizás uno de los grandes beneficios de practicar yoga o tomar un baño de vapor en la comodidad del hogar, es la privacidad. Es normal que en algunas ocasiones, después de las arduas actividades hogareñas y de oficina, necesitemos un espacio para relajarnos; al acudir a los estudios o clubes con yoga, puede afligirnos aún más con tanta gente que nos rodea. Tal vez, a veces requerimos de un tiempo a solas.

En ese sentido, se puede adaptar un Bikram Yoga en la propia casa con ayuda de un generador de vapor para baño, para mujeres y hombres que gusten de estas singulares experiencias. Quien no sepa de esta variante de yoga, consta de hacer prácticamente la misma serie de posturas de dicha disciplina original, con la única diferencia que el ambiente es cálido y húmedo, que no debe superar los 40°C y el 40% de humedad. Obviamente lo más recomendable, es que antes de ponerse en práctica, lo mejor sería consultar a un médico, para que no haya riesgos de hipertensión.

Simular el espacio como un Bikram Yoga

Es posible que sea más complicado de lo que se oye, porque después de todo, se requerirá una habitación, con todos los elementos que precisa esta práctica. Pero bueno, lo primero es elegir el espacio adecuado, no debe ser muy grande, pero tampoco muy chico, porque después de todo, es esencial que quepan los elementos que más queramos ubicar en ese lugar especial, para la mejor práctica de las disciplina. Se pueden poner velas, inciensos, aceites esenciales, entre otros objetos que ayuden a la concentración. Asimismo, hay que deshacerse de cosas que pudieran estorbar, como muebles, ropa y elementos innecesarios en el momento.

Calentar y humidificar el espacio de Bikram Yoga con generador de vapor para baño

Para una mejor adecuación de una zona como tal, quizás es mejor haber elegido un área de baño, con azulejos o revestimientos que soporten mejor la humedad, que aunque no debería ser mucha, se precisará de un poco de esta. Hay que considerar seriamente al clima exterior que impere, dependiendo de la época del año, para lograr el condicionamiento térmico del estudio de yoga hogareño.

Para ello, un calentador sencillo, sería suficiente para calentar un área pequeña o mediana. Si no es suficiente, se podría poner indumentaria especial, para acelerar un calentamiento corporal solo cuidando de que no sea sofocante.

Sin embargo, es posible que eso no sea necesario, ya que un generador de vapor para baño, sería suficiente para elevar los parámetros térmicos que se necesitan, cuidando siempre que no sobrepase los 40 grados centígrados ni el 40% de humedad; tal vez sea buena idea que haya un termómetro y un higrómetro para la medición correcta de esos parámetros.

Los generadores de vapor para baño, son excelentes mecanismos para la humidificación de espacios con sauna húmeda en spas, además de ser muy prácticos, por lo que tener uno en casa, ayudaría bastante a improvisar en un estudio personal de Bikram Yoga, y quién sabe, tal vez se generaría una idea de negocio.

Para mayor seguridad en el proceso de calentamiento del cuarto en casa, lo mejor sería que después de calentar el lugar, se desenchufara el calentador, para poner a funcionar el mecanismo de baño húmedo.

Mantener hidratación corporal

En un ambiente cálido y húmedo como ese, es normal que la deshidratación sea constante. En ese sentido, se aconseja que se tome un vaso de agua justo antes de ingresar al yoga caliente, y rehidratarse en intervalos mientras se ejecutan las posturas. Asimismo, planificar y gestionar la serie de ejercicios caseros, hará que el cuerpo se adapte de buena forma al ambiente de calor y humedad por vapor en el cuarto adaptado.