9 puntos que deben considerar si instalarán un calentador de agua en su negocio

agua caliente

¿Iniciarán la instalación de un calentador de agua en su negocio o reemplazarán su equipo actual? Si es así, deben conocer algunos aspectos para instalarlo exitosamente. Puede realizar el proceso por cuenta propia, no obstante se recomiendan expertos en fontanería o proveedores que integren el servicio de instalación en sus productos. Es importante implementar los calentadores adecuadamente, de lo contrario ocurrirán problemas, como riesgos de incendio, explosiones y dificultades para su personal.

Contaminación bacteriana

Pocas personas piensan sobre los riesgos biológicos al usar un calentador de gas o eléctrico con depósito. Entre los más comunes, destaca la enfermedad del legionario, causada por la legionella pneumophila. Se trata de una bacteria común en ríos y lagos, que puede llegar a los suministros de agua y calentadores. También puede presentarse en biopelículas de tuberías, duchas, bañeras, grifos, entre otros, que, al desprenderse e incorporarse al flujo de agua, pueden dañar a los usuarios.

Usualmente proliferan en tanques o elementos de sistemas hidráulicos a temperaturas entre 32 y 44 °C. Son pocas las probabilidades de enfermarse por esta bacteria, no obstante, una vez realizada la instalación de un calentador de agua, se recomienda ajustarlo por arriba de los 44 °C para prevenir la acumulación bacteriana. También debe eliminar las incrustaciones y depósitos minerales al menos una vez al año, ya que la legionella pneumophila puede proliferar entre ellos.

Líneas de gas

Para disfrutar las ventajas de los distintos tipos de calentadores, se necesitan líneas de gas que alimentan de combustible al quemador; deben instalarse adecuadamente para evitar fugas, que implican riesgos de explosión o intoxicaciones en recintos cerrados.

Conductos inadecuados

Los calentadores de gas de mayor capacidad deben conectarse a una tubería que ventile adecuadamente los gases de combustión, como el monóxido de carbono. Si no hay buena ventilación, es posible que ingresen a las instalaciones, lo que puede derivar en daños a la salud de los ocupantes.

Válvulas de alivio bloqueadas

Entre las características de seguridad de los calentadores, destaca la válvula de alivio de presión y temperatura TPR, que libera el agua en caso de que el equipo se caliente demasiado. Ayuda a enfriar el calentador y evita que se presurice demasiado. En el pasado, los calentadores tenían solo una válvula de alivio de presión. Era un diseño inadecuado, debido a que si la temperatura es excesiva y llega a 100 °C, ejerce una presión sobre el tanque y puede causar daños.

Afortunadamente, se utilizan válvulas combinadas actualmente, que se abren a 98 °C. En caso de no existir, los calentadores se volverían una pequeña bomba de tiempo. Es importante que se instale o bloquee adecuadamente para evitar la acumulación de presión y las explosiones.

Fuentes de calor

Las fuentes de calor deben contar con una fuente de ignición. En el caso de los calentadores industriales de gas es proporcionada por una flama y en los equipos eléctricos por un elemento calefactor. Es importante examinar las fuentes de ignición y limpiar con regularidad para eliminar polvo y residuos. De esta manera, se previenen incendios potenciales en los calentadores.

Falta de mantenimiento de rutina

Uno de los errores comunes al reemplazar calentadores de agua o instalar nuevos es omitir el mantenimiento regular y adecuado. Los programas de rutina deben incluir checar las tuberías de agua conectadas al equipo, limpiar residuos y polvo, inspeccionar los termostatos y válvulas de seguridad y enjuagar el sistema. De esta manera, previenen serios problemas para los calentadores y se aumenta su vida útil. También es recomendable mantener contacto con expertos en mantenimiento especializado para que revisen su equipo una vez al año y eviten reparaciones costosas.

Mala configuración del termostato

Los fabricantes suelen configurar el termostato de los calentadores entre 49 y 60 °C, la temperatura ideal para el agua caliente en hogares, comercios e industrias. Este límite no debe sobrepasarse, ya que el agua a 65 °C o más causa quemaduras de tercer grado. Recomendamos ajustar el termostato al nivel recomendado o a un nivel más bajo si desean disminuir los gastos de energía y ralentizar la acumulación de sarro, entre otros contaminantes.

Fugas de agua

La instalación de un calentador de agua debe realizarse adecuadamente para evitar fugas y sus efectos perjudiciales, como alta humedad y moho. Si no son detectadas de forma oportuna, pueden dañarse los componentes estructurales que rodean al equipo.

Mal dimensionamiento

El tamaño es crucial y determina la vida útil y eficiencia del equipo. Si es demasiado pequeño, no obtendrán suficiente agua caliente, además operarán por más tiempo para obtener el nivel de temperatura adecuado, lo que implica fallas prematuras y aumento en los costos operativos.

Si desean adquirir un ejemplar de calidad para su negocio, marquen al 800 9 H2O TEK (800 942 6835) o visiten nuestras sucursales.