Qué es el síndrome de Burnout y cómo combatirlo con ayuda de la natación y otras actividades acuáticas

piscina

Beneficios físicos y mentales de hacer natación en piscina desde la comodidad del hogar

¿Usted sabía que existe un tipo de estrés que nos afecta poco a poco, tanto a nivel físico, mental o emocional? Tiene que ver mucho con un agotamiento integral de nuestro cuerpo, y de no tratarlo como se debe, podría resultar en algo mucho más serio para nosotros. Es un síndrome que nos daña de forma paulatina, a tal grado que ya no realizaremos de manera adecuada nuestras tareas, llevándonos a una falta en el sentido de la responsabilidad laboral, social y hasta familiar.

Dentro de los múltiples consejos en cuanto a terapia y tratamiento, uno de los puntos importantes a considerar, es hacer ejercicios para poder lidiar con el estrés normal que se tiene en el trabajo día con día.

Precisamente, está comprobado que la natación es una actividad acuática que nos ayuda a que el cerebro esté más sano, y es que no solo acarrea ventajas en nuestros neurotransmisores, los principales responsables de influir en la memoria, estado de cognitivo, coordinación física y mental, e incluso en el estado de ánimo de cualquier persona, sino muchos otros beneficios, para gente de cualquier edad.

Cómo tener salud cerebral por medio del uso de la piscina y la natación

Definitivamente, la salud cerebral es un tema importante en estos días, cuando estamos más propensos a sufrir un estrés laboral que repercute importantemente en la salud emocional y física. Técnicamente hablando, tener la posibilidad de nadar, ayudará a la reparación o regeneración de las células cerebrales, para liquidar cualquier daño que hayan recibido. En definitiva, esto es muy importante para los neurotransmisores, responsables de manejar el comportamiento, muy atado a las hormonas del estrés; si deseamos evitar o controlar los síntomas de una depresión, es preponderante hacer ejercicio, y la natación en alberca es una gran opción.

La natación en piscina para mejorar las tensiones musculares y la postura corporal

Es normal que el estrés laboral y las formas en que laboramos en una oficina o lugar de trabajo, nos provoquen tensiones musculares dolorosas y molestas, que invariablemente repercuten en el desempeño laboral, sea cual sea la naturaleza del trabajo.

Hay que recordar que la mente está muy conectada con nuestro cuerpo, así que sea lo que repercuta a nivel emocional, se reflejará en lo físico, y también a la inversa. Así que mejorar nuestra tonificación muscular y movimientos de cartílagos a través de la natación, nos daría la posibilidad de dar más vigor a estas partes tan importantes del cuerpo humano. Solo así podremos adquirir una mejor elasticidad, que contrarreste las posturas incómodas que realizamos a diario en el trabajo.

Precisamente, algunos de los síntomas del estrés laboral o síndrome burnout, son los dolores en espalda y cuello. Ante esta situación, es primordial acudir con un especialista y de ser conveniente, usar la alberca para ejecutar ejercicios técnicos y rutinarios.

La importancia de mejorar la circulación sanguínea para salud del cuerpo y cerebro por medio de ejercicios en piscina

Uno de los problemas que afrontamos a diario, y más lo que trabajan en oficinas, frente a una computadora, es la falta de circulación en la sangre por las posturas tan rígidas que adoptamos al sentarnos. Es esencial que nuestra sangre circule por todos los rincones de nuestro ser, desde los pies hasta el cerebro, y viceversa.

Cuando nadamos en alberca, el sistema sanguíneo estará en constante movimiento por la acción de extremidades y el cuerpo en general, siendo una actividad incluso más beneficiosa que la que se ejecutan en un gimnasio normal. Así que ten en consideración el uso de la alberca.

Conclusión general del beneficio mental de la natación en piscina para el cerebro

Existe un estudio hecho por investigadores australianos que son especialistas en ciencias deportivas, los cuales aseveran que existe un incremento de las funciones cognitivas en ambos hemisferios del cerebro, al realizar ejercicios acuáticos, y todo porque el flujo sanguíneo al cerebro es mucho mejor, dándonos un mejor enfoque y claridad en nuestras actividades, también mejorando el estado de ánimo.

No son los únicos que han llegado a tales conclusiones, porque en el Centro Nacional para la Información Biotecnológica, con sus siglas en inglés (NCBI), también han publicado estudios al respecto, en cómo la natación en alberca ayuda a que la circulación de la sangre al cerebro mejore hasta en un 14%, sin duda, un dato siempre a considerar por dicha Institución avalada por la Biblioteca Nacional de Medicina y los mismos Institutos Nacionales de Salud.