Proceso de cloración de piscinas con pastillas de cloro

albercas

Para mantener el agua de las albercas con las condiciones adecuadas de seguridad para su uso, es necesario darle un mantenimiento periódico, en el que la cloración resulta fundamental. Para que nuestros visitantes conozcan acerca de los requerimientos de cloración en piscinas, dedicaremos esta publicación en el blog de H2O TEK a describir cómo se lleva a cabo el proceso.

El proceso de mantenimiento del agua en piscinas comprende cuatro diferentes pasos: balance, cloración, aplicación de alguicidas y clarificación. Si bien todos estos son de suma importancia, y para que resulten efectivos se deben utilizar productos especiales con características particulares para este tipo de aplicación y seguir las instrucciones de uso al pie de la letra, el paso de cloración es clave para mantener las condiciones adecuadas del agua de las piscinas para uso humano, y por cuestiones de espacio, en esta ocasión nos enfocaremos a hablar únicamente de esta etapa del mantenimiento.

El uso de cloro es requerido para purificar el agua, y en este punto se podría pensar que existen otras sustancias y procesos, distintos a la cloración, que de igual manera purifican el agua. Sin embargo, por las propiedades químicas de este elemento, es considerado el más efectivo y sencillo para eliminar contaminantes como bacterias y algas, de ello la cloración sea el proceso más recomendado para garantizar la sanitización de la piscina. Además, la cloración es el método menos costoso para la sanitización, y permite mantener los bajos costos, aunque se realice de manera continuada.

El cloro es un elemento inocuo y de alto poder si se aplica en concentraciones adecuadas, puede sanitizar el agua y hacerla apta para consumo humano y eliminar tanto gérmenes y bacterias como virus que pueden resultar peligrosos. En el caso específico de las piscinas, es utilizado porque a diferencia de otras alternativas de sanitización, el cloro tiene la capacidad de oxidar la materia orgánica e inorgánica, por lo que el agua se mantiene cristalina, siendo esta una de las características que debe reunir para que sea apta para uso humano, y es uno de los mejores indicadores de que es segura. En este punto conviene mencionar que existen diferentes compuestos de cloro, y cada uno de ellos cuenta con propiedades que los hacen más adecuados para usos específicos, y en general se presentan en distintos estados físicos.

A pesar de que en esta ocasión estemos utilizando el término de cloro de manera muy general, es necesario que aclaremos que el cloro como elemento químico verdadero sólo se obtiene en forma de gas, pero para facilitar su uso y reducir los riesgos de manejo, se mezcla con otros componentes que da como resultado un cloro líquido y un cloro sólido, ya sea estabilizado o no estabilizado. En el caso del mantenimiento de piscinas, el uso de cloro en forma sólida es la manera más sencilla de dosificar este elemento para el acondicionamiento del agua, además de utilizar productos adecuados en el resto de las fases de mantenimiento para que se eliminen los residuos contaminantes y que el pH y demás características del agua sean las adecuadas por salud y seguridad.

Como acabamos de mencionar, la diferencia principal entre los compuestos de cloro es si están estabilizados o no, y esto es algo que se debe tener en cuenta al momento del mantenimiento de las albercas, para lo que se recomienda utilizar ambos tipos de compuestos. Mientras que el cloro estabilizado es el requerido para la sanitización continuada del agua, el no estabilizado es necesario para darle un tratamiento de shock a la alberca, es decir, de supercloración para sanitizar el agua cuando recibe el uso de un gran número de personas en un lapso muy corto.

El cloro no estabilizado que se emplea en tratamientos de supercloración o de dosis shock es el hipoclorito de sodio, que se encuentra en estado líquido y es bastante económico. Este tipo de cloro es de acción instantánea y además puede emplearse para el control de algas. El cloro estabilizado puede ser hipoclorito de calcio, en forma de granulada, o como ácido tricloroisocianúrico, en forma de pastillas. El hipoclorito de calcio es más fácil de usar que el hipoclorito de sodio y ofrece básicamente los mismos beneficios que éste, aunque no se recomienda emplearlo en aguas de alta dureza.

Por otra parte, el ácido tricloroisocianúrico en pastillas, por la facilidad de su dosificación es el más común para uso en piscinas y gracias a que se disuelve lentamente es de gran efectividad en la cloración diaria. Este tipo de cloro es el más recomendado para utilizarse con cloradores flotantes o automáticos, y en comparación con los anteriores, ofrece la mayor concentración de cloro disponible, siendo esta otra de las razones por las que se considera la mejor opción.

Para la correcta dosificación de cloro diaria, lo más recomendable es que las piscinas estén equipadas con los cloradores automáticos, que además de garantizar que la cantidad adecuada de cloro llegará al agua diariamente, reducen los esfuerzos de trabajo en mantenimiento. Estos cloradores pueden ser flotantes, por erosión fuera de línea o de erosión en línea, en los que se introducen las pastillas o tabletas y el equipo se encarga de dejar pasar lentamente el agua al sistema para que estas se vayan disolviendo lentamente, proporcionando la concentración adecuada del compuesto para conservar el agua libre de contaminantes y cristalina. En futuras publicaciones en este blog encontrarán recomendaciones para la elección de cloradores automáticos y filtros de agua para piscinas así como información que les permita darle el mantenimiento adecuado a una alberca para que su agua reúna las características adecuadas para que su uso sea seguro.

Les recordamos que en H2O TEK somos especialistas en el desarrollo de proyectos de construcción, como albercas y disponemos de equipos de la más alta calidad para su acondicionamiento. Si ustedes están interesados en conocer a detalle nuestros servicios, o bien, quieren saber qué tipo de equipos ponemos a su alcance, contáctenos, con gusto los atenderemos.