Peligros técnicos y monetarios del estancamiento en el boiler solar

boiler solar

El diseño e instalación de un sistema de colector solar y otras tecnologías que emplean la energía del sol, es de mucha importancia para asegurar una larga vida útil de tales mecanismos, así como evitar desperfectos durante el funcionamiento e incluso, durante la inactividad, lo que llevaría a un eventual gasto innecesario de dinero, porque este tipo de situaciones se pudieron haber evitado.

El estancamiento es cuando el boiler solar llega a una máxima temperatura, porque ya no existe demanda energética. Por ello, componentes como la bomba se deshabilitan por completo. Esto no es bueno para otros dispositivos del circuito solar, ya que si no poseen muy buena calidad o diseño, pueden fallar fácilmente. Es esencial que todas las partes del colector solar tengan una muy buena resistencia ante cargas de presión y temperaturas muy elevadas, que suelen aparecer precisamente durante los estancamientos del calentador solar.

Los estancamientos son muy normales en cualquier instalación que emplea agua caliente por medio de energía solar. En ese sentido, es trascendental que el sistema tenga muy buen drenaje, con un mantenimiento preventivo para evitar los correctivos, con sus respectivos tiempos.

Una de las señales claras de tal fenómeno, es que el dispositivo de captación, se somete a una alta radiación, por ejemplo, de mil wats por hora, y a una temperatura ambiental de 28°C o más, aunado a eso, una determinada velocidad del viento, llevaría a una inadecuada circulación del mismo sistema. La temperatura de estancamiento existirá hasta que el circuito solar llegue a un balance entre la pérdida térmica y la energía que incide en el colector.

La verdad es que la dificultad de esto radica en el costo y empeño por poder instalar un sistema de boiler solar, que sean fuerte y posea resiliencia ante los estancamientos inherentes de tales mecanismos. Sin embargo, el diseño de las redes de dispositivos solares con esas características es posible, y debería ejecutarse para instalaciones grandes y robustas, que vayan a utilizar esa tecnología, como parte esencial de sus procesos productivos.

Existen varias causas que provocan reacciones negativas en el funcionamiento de un calentador solar, en distintos puntos de una instalación. En cuanto al fenómeno del estancamiento, existen daños puntuales específicos.

Daños recurrentes por estancamiento en un boiler solar

Cuando ocurre esta clase de imprevisto, varios componentes del calentador solar y sus adyacentes, pueden sufrir daños, como las válvulas para regular el corte, conductos de todo tipo, vasos de expansión, entre otros. Es fundamental que dichos elementos, cuenten con un buen diseño y material, para aguantar las altas temperaturas, presiones y variaciones de un estancamiento.

Las uniones de tuberías y partes previamente soldadas, son especialmente susceptibles a este fenómeno; es obvio tratándose de presiones y temperaturas tan altas. Por ello, el riesgo de fugas es casi seguro. Es necesario que en todo momento, las roscas que unen los conductos, sea bien afianzados y si no son de calidad, cambiarlos inmediatamente.

Lamentablemente, asegurar el funcionamiento de los vasos de expansión, no asegura que la válvula de seguridad no falle y empiece a filtrar los fluidos caloportadores; hay que inspeccionar las válvulas en todo momento.

Los golpes de condensación son capaces de crear presión excesiva en los elementos de la instalación solar. Hay que prevenir los futuros picos de presión, que podrían dañar a todo un complejo de calentadores solares.

Cómo prevenir un estancamiento en el boiler solar

Planeación en la instalación. La buena gestión de un proyecto como tal (y más tratándose de un trabajo grande), es esencial para esta clase de sistemas; hacerlo bien desde el principio con un excelente diseño, asegurará una buena instalación, con las suficientes herramientas o know how para adelantarse a las descomposturas e imprevistos; con esto, es posible que podamos minimizar los peligros de descomposturas por el estancamiento.

Implementar un sistema automático de drenaje, que se anticipe a las demandas de agua caliente, con respecto a la radiación y captación del colector solar máxima. Las averías mecánicas serán menos probables o como mínimo, no impactarán de forma importante a la instalación; además, los mantenimientos no serán tan apresurados.

Terreno y factores climatológicos. Tópicos como radiación solar, humedad ambiental, inclinación del terreno, velocidad del viento, entre otros, deberán tomarse en cuenta para hacer la mejor instalación solar posible y así, evitar estancamientos.