Mejorar calidad de vida en enfermedades neurológicas por medio de terapias acuáticas

piscina

Usar piscina para ejercicios que ayuden a la evolución de los pacientes neurológicos

Existen enfermedades neurodegenerativas que no poseen cura alguna, tal cual es la de Huntington, la misma escoliosis con todas sus variantes o etapas, solo por mencionar algunos ejemplos, y que por lo tanto, precisan de tratamientos específicos para que al menos los pacientes tengan una mejor calidad de vida.

Ahora, la verdad que afecciones neurológicas como las antes mencionadas, todavía se encuentran en un proceso investigativo para encontrar mejores formas de rehabilitación y tratamiento, porque los pacientes pueden diferir mucho en los grados o etapas de dichas enfermedades. Por otro lado y de acuerdo a universidades prestigiosas como el de Navarra en España, han logrado encontrar una respuesta positiva de las terapias acuáticas hechas en piscina para pacientes neurológicos específicos, como los que han sufrido traumatismos craneoencefálicos, secuelas de ictus, lesiones neurodegenerativas varias e incluso para aquellas personas con esclerosis múltiple.

Beneficios saludables de la hidroterapia en piscina para pacientes con enfermedades neurológicas

  • Mejora la elasticidad de músculos y tendones. El movimiento de flotación en ingravidez le dará al paciente una sensación de mejora, proyectando un pensamiento más positivo, que invariablemente se reflejará en su confianza en cómo afronta las actividades cotidianas.
  • Los medios acuáticos o hidroterapéuticos siguen evolucionando en su constitución. Es decir, que albercas o similares, están en constante progreso para que sean adecuados para ciertos tipos de pacientes.
  • Programas novedosos de rehabilitación. Especialistas rehabilitadores en el tema neurológico, trabajan de forma progresiva en nuevos métodos o procedimientos para ejecutar tratamientos que realmente ayuden a los pacientes neurológicos a tener una mejor calidad de vida, mediante ejercicios acuáticos en alberca que incrementen una adecuada postura corporal y que ello se refleje en una evolución cognitiva y emocional. Es verdad que algunos de esos procesos se pueden percibir como una clase de rehabilitación holística, pero por ello no dejan de ser integrales en la ejecución para el cuerpo y mente del paciente neurológico. Las opciones se diversifican y hay más probabilidad de aumentar la calidad de vida de las personas con tal problemática.
  • Reduce la espasticidad muscular a través de hidroterapias en piscina. Este es un malestar muy peculiar entre los pacientes neurológicos. Se trata de una natural rigidez y tensión de los músculos en dichas personas. Esto incide en los reflejos rotulianos (flexión del tendón rotuliano que proyecta una contracción muscular involuntaria en el cuádriceps femoral), que pueden ser más intensos o exagerados. De acuerdo a especialistas en fisioterapias para personas con afecciones neurológicas crónicas, aseguran que las adecuadas hidroterapias en alberca pueden reducir progresivamente la espasticidad en músculos.
  • Mejora la percepción del cuerpo respecto al espacio. Algo que ocurre en el paciente neurológico, es que les falte la sensación espacial que ocupa, lo que en verdad puede ser perjudicial para su calidad de vida. Por ello, a través de hidroterapia en piscina, con especialistas fisioterapéuticos, podría haber una mejora sustancial en la percepción de la posición del cuerpo del paciente.
  • Disminución de lesiones y dolores musculares. En pacientes neurológicos, las sobrecargas musculares merman la capacidad de mover el cuerpo, y la persona en su impotencia, es normal que haga sobreesfuerzos inadecuados, que lo lleven a una eventual lesión y por ende, un estado anímico más bajo. Los ejercicios acuáticos disminuyen en gran medida todo esto. Asimismo, la fatiga se retrasa debido a la ingravidez del agua, al menos comparado con otras terapias en suelo.

Requisitos e indicaciones médicas en la hidroterapia en piscina

  • Cabe la posibilidad de que algunos pacientes sean muy susceptibles al cloro, donde también se implican alteraciones coronarias, por ello el control médico debe ser monitoreado en todo momento.
  • Los procedimientos de los fisioterapeutas en hidroterapia deben ser muy claros y de acuerdo a planes médicos específicos, aunque en el proceso pueden variar en algunos detalles dependiendo del paciente neurológico en cuestión.
  • La variabilidad de las sesiones podría incluir algunos juegos, aunque estos deben estar muy bien adaptados a los procesos fisioterapéuticos o médicos.