Lo que necesitan saber antes de comprar un calentador a gas para piscinas

albercas

Existen muchos calentadores para albercas en la actualidad, sin embargo, los que funcionan con gas continúan siendo los más populares. Actualmente es posible encontrar modelos mucho más eficientes, por lo que es difícil superarlos pese a las mejoras en las versiones solares o eléctricas. Son útiles no solo en hogares, también en centros de natación y hoteles. ¿Desean adquirir un ejemplar para su casa o negocio? Continúen con esta publicación donde encontrarán información crucial antes de hacer una compra.

¿Cómo funcionan?

Estos calentadores de piscina utilizan gas natural o propano e incluyen una bomba que hace que el agua circule. A medida que opera, el agua extraída pasa por un filtro y posteriormente al calentador. Con respecto al gas, es quemado en la cámara de combustión con lo que se produce el calor que es transferido al líquido que será devuelto a la alberca. Son considerados la mejor opción para calentar de forma inmediata y se muestran eficientes cuando operan por cortos lapsos. Por tal motivo, se recomienda su adquisición si no se utilizan las piscinas de forma continua.

A diferencia de los calentadores que integran paneles o bombas de calor, los de gas pueden mantener la temperatura que deseen sin que el clima sea un inconveniente. El gas que usan es quemado para elevar la temperatura de un mecanismo de intercambio de calor con el líquido. Pese a su eficiencia, se recomienda su uso en piscinas pequeñas o como un equipo complementario. Es importante que operen con un filtro y que su instalación no se realice dentro de las salas de máquinas.

Al escoger un ejemplar, deben considerar diversos aspectos. Los más importantes son: eficiencia, tamaño y costos. Abordemos cada uno para que hagan la mejor elección.

Determinar los costos

Además de los costos iniciales, existen otros aspectos que deben considerarse para determinar si los calentadores a gas son o no su mejor opción. Suelen ser los más accesibles, sin embargo, si los precios del gas propano o natural son elevados, pueden no ser su opción. Las bombas de calor cuestan un poco más y operan con electricidad, por lo que pueden ser más costosas en función del cronograma operativo. Las versiones solares son las más caras, sin embargo, al usar energía gratuita implican costos mensuales menores.

¿En qué caso las versiones a gas son más convenientes en relación con los costos? Si utilizan poco su piscina y quieren usarla de forma rápida en temporadas frías, opten por ellas. Además de implicar los costos iniciales menores, el uso poco frecuente permite gestionar mejor el energético, por lo que puede durar meses (siempre que cuenten con un suministro independiente).

Determinar el tamaño

Es importante que expertos realicen una medición precisa de su piscina para determinar el tamaño del calentador más conveniente. Mientras mayor sea, mayor debe ser el dispositivo. Su dimensionamiento conlleva diversos factores.

Básicamente se dimensiona en función del área de las albercas y la diferencia entre estas y la temperatura promedio del ambiente. Otros factores son los niveles de exposición a las ráfagas, la temperatura promedio en las noches y la humedad. Para entender cómo influyen pongamos un ejemplo. Las piscinas que se encuentran en zonas con velocidades de viento altas sobre sus superficies, con bajos niveles de humedad y sean sometidas temperaturas muy bajas en la noche requieren de un calentador mayor.

Los calentadores a gas se clasifican por las salidas BTU, las cuales varían de 75,000 hasta 450,000. Esta unidad británica (British Thermal Unit) hace referencia a la cantidad de calor que se necesita para aumentar los niveles térmicos de una libra de líquido en un grado Fahrenheit. En otras palabras, en zonas frías o piscinas grandes, el equipo necesita de una salida de BTU mayor para calentar el agua.

Ahora bien, para determinar el tamaño aproximado del equipo de calentamiento a gas, se sugiere la siguiente serie de pasos:

  1. Especificar la temperatura que se desea en la piscina.
  2. Determinar la temperatura media en el mes más frío de la región.
  3. Restar la cantidad del punto 2 de la del punto 1 y les dará como resultado el incremento requerido de temperatura.
  4. Calcular en pies cuadrados el área de la superficie de la alberca.
  5. Emplear la fórmula (aumento de la temperatura X área de la alberca X 12) para especificar el requisito de salida BTU/hora del equipo.

Determinar la eficiencia

Los calentadores a gas para albercas modernos son sometidos a una prueba estándar con el fin de conocer en función de su salida BTU, su eficiencia energética. Esta última consiste en la relación entre la entrada de energía y la salida utilizable. Para entenderla, pongamos un ejemplo (que puede pecar de imprecisión, pero es ilustrativo): Por cada $100 en gas los equipos con una eficiencia al 80% utilizan $80 en calor; de ello se concluye que hay un desperdicio del combustible del 20%.

Casi todos los calentadores poseen su porcentaje de eficiencia en las placas de identificación. Los fabricantes o proveedores como H2O TEK también pueden proporcionárselos. En la actualidad es posible que encuentren ejemplares con una eficiencia que oscila entre el 90 y el 95%. Son de suma conveniencia por los ahorros anuales que implican, por lo que sí pueden costearlos no duden en comprarlos.

Mantenimiento e instalación

Para mejorar o evitar que disminuya la eficiencia del equipo se recomienda una instalación y mantenimientos adecuados. Muy pocos usuarios son expertos en estos temas, por lo que lo recomendable es solicitar ayuda de profesionales. La instalación adecuada minimiza las posibilidades de fallas durante el uso del calentador. Para las reparaciones y el mantenimiento también debe contarse con su respaldo. El uso de piezas originales determina el funcionamiento del equipo, por tal motivo conviene establecer lazos a largo plazo con un proveedor único.

Las atenciones que no requieren conocimientos técnicos pueden realizarse por los usuarios. Se sugiere guardar el manual de uso, pues regularmente enlista los tratos requeridos. Es probable que tengan que ajustar el equipo cada año para evitar una reducción en la eficiencia. Su vida útil puede ser hasta 10 años siempre y cuando se consideren los debidos cuidados.

¡Contamos con un amplio catálogo de calentadores a gas para piscinas!

Si consideran esta información, les aseguramos que adquirirán un equipo para albercas de calidad y obtendrán una buena experiencia de uso. En H2O TEK encontrarán un calentador a gas de calidad y acorde a sus requerimientos. Para más información marquen al (800) 9 H2O TEK (800 942 6835) o llenen el formulario en la pestaña de contacto para cotizar o expresar sus inquietudes.