Funcionamiento de los filtros de agua de ósmosis inversa

filtros de agua

El agua es un elemento indispensable para la vida en el planeta, y el ser humano lo requiere constantemente para que su organismo realice correctamente sus funciones, pero no sólo eso, sino también para el saneamiento e higiene de su propio cuerpo y de los espacios en los que lleva a cabo sus actividades, esto por cuestiones de salud. Si bien el agua es un recurso que se encuentra disponible en distintos medios y puede obtenerse de los mantos acuíferos, ríos, lagos, mares o incluso de la precipitación de lluvia, no siempre reúne las características adecuadas para que su uso sea seguro. Por ello se somete a diferentes procesos de purificación, esto mediante el uso de filtros de agua que la hagan segura para consumo humano. Hoy en día existen diferentes métodos y técnicas aplicables para la filtración de agua y en esta ocasión hablaremos de las características de la ósmosis inversa.

Uno de los servicios públicos con los que se cuenta en la actualidad es el abastecimiento de agua potable, y aunque en algunos lugares es posible utilizar el agua directamente del suministro público, las características del agua no la hacen adecuada para beberla. Esto se debe a que no se trata de agua purificada, y a que en la mayoría de los casos contiene sedimentos de las tuberías, lo que hace que su consumo no sea seguro y sólo pueda emplearse para tareas de saneamiento.

Para emplear esta agua y eliminar la necesidad de comprar agua purificada embotellada se puede recurrir a la instalación de filtros de agua que se encarguen de eliminar todos los elementos contaminantes presentes en el agua que hacen que no sea seguro beberla o emplearla para preparar alimentos.

Hoy en día existen diferentes tipos de filtros de agua disponibles en el mercado, diseñados especialmente para usarlos en el hogar, los que son fáciles de instalar y emplear además de requerir un mantenimiento mínimo. El uso de estos elementos ofrece la tranquilidad de que el agua del grifo proveniente del suministro público reúne las características adecuadas para beberla sin ningún problema, lo que como ya mencionamos, permite ahorrar en la compra de agua purificada embotellada y es una alternativa más amigable con el medio ambiente, pues se reduce la cantidad de desperdicios plásticos generados. Los filtros se diferencian por el sistema que emplean para realizar la purificación del líquido, pero entre los favoritos se encuentran los de ósmosis inversa, ya que pueden eliminar hasta el 99% de los elementos contaminantes que se encuentran presentes en el agua.

Los filtros de ósmosis inversa basan su funcionamiento en el principio de ósmosis, según el cual los solventes se desplazan de un sitio de mayor concentración a uno de concentración menor, pasando a través de una membrana cuya característica principal es la de ser semipermeable. Es la diferencia de presión la que hace posible el flujo, y a tal se le conoce como presión osmótica. Como el nombre de estos filtros indica, su funcionamiento se da a la inversa de este principio, lo que quiere decir que se trabaja con una presión mayor a la osmótica, de modo que sólo las moléculas contenidas en el agua, que tienen un peso mayor al resto, pasan al otro lado de la membrana, de este modo se eliminan los sólidos disueltos en el líquido. Existen diferentes equipos que emplean este principio para su funcionamiento y se encuentran inspirados en el fenómeno que ocurre en el metabolismo celular. Gracias a la continua investigación, actualmente se aplica en filtros para mejorar la calidad de agua para consumo humano y obtener agua potable segura de beber o bien, agua de riego incluso a partir de aguas residuales.

Los filtros de ósmosis inversa se pueden instalar sin mayores dificultades en el hogar, pero también se emplean en la industria alimentaria, en especial para producir concentrados de alimentos, jugos, suero lácteo, en los procesos de fermentación alcohólica, en la industria farmacéutica para separar virus y proteínas, en la industria textil, especialmente para el tintado de fibras, y en la industria automotriz para producir catalizadores, entre otras aplicaciones de las que hablaremos en otra ocasión.

Los filtros de agua de ósmosis inversa eliminan sales, minerales y sedimentos que arrastra el agua de la red de tuberías que puedan poner en riesgo la salud de quien bebe el líquido, y para ello el sistema se compone de un tubo de presión con una membrana, de una bomba de suministro de agua y de una válvula que regula el flujo de líquido. Este tipo de filtros requieren de poco espacio y un mantenimiento mínimo, y en comparación con otras opciones de purificación, ahorran mucha energía ya que operan por presión y no requieren una fuente de alimentación externa para su funcionamiento.

El tiempo de duración de un filtro de este tipo depende del mantenimiento y cuidado que reciba, pero en general las membranas que incluyen pueden durar entre dos y tres años operando adecuadamente. En equipos diseñados para su instalación en el hogar, se incluyen filtros de carbón activado y filtros para sedimentos que eliminan las partículas en suspensión, ya que al sistema no se le puede dar un mantenimiento industrial con el uso de químicos y antiincrustantes que retiren los sedimentos en el filtro.

En sistemas para el hogar, la ósmosis inversa se encarga de una limpieza continua del filtro y rechazan entre el 40 y el 60% del agua que incluye contaminantes que la membrana separa del agua lista para su uso. El proceso de purificación se realiza en cinco diferentes etapas. En la primera de ellas el agua pasa por el filtro de sedimentos en donde se quedan atrapadas las partículas suspendidas, después pasa al filtro de carbón activado donde se elimina el cloro, los metales pesados, pesticidas y fertilizantes químicos. Posteriormente el líquido pasa por un segundo filtro de carbón activado y después por la membrana de ósmosis inversa, finalizando su recorrido en un último filtro donde se eliminan sabores y se mejora la calidad del agua. Ahora bien, para que el agua atraviese correctamente por todas estas etapas debe contar con una presión adecuada, por lo que se recomienda instalar una bomba al momento de colocar el filtro en las tuberías del hogar.

En futuras publicaciones en este blog hablaremos de los requerimientos de instalación y mantenimiento de los filtros de ósmosis inversa. Les recordamos que en H2OTEK contamos con filtros de agua y otros sistemas de purificación de la más alta calidad. Para conocer a detalle las características de nuestros productos, no duden en ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos.