Formas naturales de tratar la ansiedad para prevenir enfermedades que afectan el cuerpo y la mente – 1ra parte

baño de vapor

Beneficios del baño de vapor, aromaterapia y aceites para reducir los niveles de ansiedad

Tal vez muchas personas tienen la idea de que la ansiedad solo es un sinónimo de problema mental, que acarrea situaciones complicadas en aquellos que la manifiestan. Sin embargo, esta condición se puede considerar como un mecanismo de defensa natural en el ser humano, que nos hace estar más conscientes de todo lo que nos rodea, como personas, animales, objetos inanimados o dinámicos, la misma naturaleza en sí. Nos ayuda a mantenernos en un estado de alerta, cuidando nuestra integridad no solo física, sino hasta mental y social dentro de nuestras relaciones laborales o familiares. Bien manejada la ansiedad, nos ayuda a tomar mejores decisiones ante problemas eventuales de los distintos riesgos y amenazas de la vida.

El problema radicaría cuando la ansiedad viene como un sistema de alteración mental y psicológica que inherentemente originará problemas de salud importantes; básicamente nos incapacita para reaccionar y adaptarnos a ciertos cambios. Por ello, no es raro que veamos cada vez más a personas acudiendo a spas o centros de relajación, para terapias de masaje o en baños de vapor, lo cual está excelente, porque significa que estamos atendiendo nuestra salud mental.

Cómo tratar la ansiedad de la manera más natural posible

Entonces, ¿qué hacer? Existen actividades que podrían ayudarnos a mejorar unos hábitos que por lo regular desencadenan una ansiedad latente. Sin embargo, antes de dar a conocer varios puntos, también recomendamos que nunca evite la ayuda de profesionales y especialistas en el tema de ansiedad y depresión. Ahora, veamos los puntos.

Ejercitarse y terminar en un baño de vapor

Esto es fundamental siempre. Si mantenemos un cuerpo en estado de sedentarismo constante, es suficiente para la aparición de los síntomas de la ansiedad, los cuales se manifiestan a través de nerviosismo, tensión, pánico, incremento de ritmo cardiaco, hiperventilación, sudoración excesiva, cansancio, entre otros síntomas. Tener media hora de ejercicio diario, sería suficiente. Y si al terminar, quiere relajarse, entonces una sauna húmeda podría ser una gran idea, y se puede hacer en la comodidad del hogar.

Baño de vapor con CBD (aceite de cannabidiol)

Este tipo de aceite se extrae del cannabis, y es un producto que ha ganado mucha popularidad alrededor del mundo. Las personas que han probado este singular producto, aseguran que los ha aliviado contra dolores musculares e inflamaciones, incluso los que son crónicos. Y otro beneficio: alivio de ansiedad y otros trastornos, como insomnio, tensiones. Tal vez no sea un remedio definitivo, pero al menos los que lo han probado, aseguran que les han ayudado para muchas de sus dolencias físicas y mentales. Aunque, también hay que decir que muchas personas no sienten diferencia alguna. Después de todo, este producto todavía está en una fase experimental. Aun así, existe evidencia que el ingrediente activo en uno de estos productos, han auxiliado a personas con dos formas raras de epilepsia y sus derivadas convulsiones.

Se considera un remedio natural porque se extrae directamente del cannabis, aunque, esas características se añaden a otros productos en forma de aceite, bálsamos, líquidos para vapeo, y hasta golosinas como gomitas y caramelos.

En ese sentido, podría ser un buen experimento añadir este aceite o líquido para un baño de vapor, y que este sea doble o triplemente beneficioso para nuestro organismo. Solo hay que preparar el generador de vapor y acercar el aceite o mejor, aún, si lo podemos adaptar al mismo generador, ¡qué mejor! O, quizás en nuestra sauna, podríamos añadir el aceite al agua que echamos a las piedras.

Hay muchas maneras de hacer que funcione, después de todo, funcionan como los aceites esenciales. Es más, con supervisión de un experto o informándonos más a fondo, cabría la posibilidad de adicionar el CBD a nuestros humidificadores u otros sistemas de climatización.

Precauciones en el uso de aceite de cannabidiol. Algo que es seguro, es que usar este aceite es contraproducente para personas con trastornos hemorrágicos, ya que estos ingredientes son anticoagulantes al no producir plaquetas de sangre. Hay que informarse primero con un especialista para poder tomar una decisión definitiva.

Tomar té para reducir la ansiedad

Este es uno de los remedios más comunes pero que en muchos casos, sigue resultando efectivo. Por ello, el té con hierbas supondría una buena solución temporal para los ataques de ansiedad, al menos los que no son tan intensos.