Economizar monetaria y energéticamente con bomba de calor aire-agua para mejor funcionamiento del boiler y calefacción

boiler

Se denomina un hogar sustentable a aquella vivienda o edificio, que es capaz de aprovechar el ambiente circundante y la sinergia funcional entre distintos aparatos, como aire acondicionado, paneles solares y calentador de agua, para propiciar las comodidades de agua caliente y climatización, con notables ahorros energéticos y de dinero.

Precisamente, las bombas de calor aire-agua, poseen la misma función que un dispositivo de climatización, solo que revierte el ciclo, para calentar el aire o el agua para duchas y grifos. Estos aparatos aprovechan la energía ambiental para trabajar.

Cuando están en una modalidad de calefacción, estas bombas de calor aire-agua, toman las altas temperaturas que existen en exteriores, para posteriormente redirigir esa energía hacia circuitos de agua, que pueden ser aprovechados por radiadores, aire acondicionado por ductos, Mini Split Inverter, sistemas de suelo radiante, calderas y hasta calentadores solares.

Como casi cualquier aparato de climatización, estos sistemas se componen de una unidad interior y otra exterior. La primera contiene un módulo hidráulico que sirve para la variabilidad térmica requerida, y así, emplear agua caliente sanitaria con el boiler, aire acondicionado o calefacción para el confort térmico en el hogar.

Por otro lado, la unidad exterior se compone de varios elementos esenciales para su correcto funcionamiento. Por ejemplo: válvulas que propician la función reversible de temperaturas; compresor que modula a través de tecnología Inverter; intercambiadores de aletas que entrarán en modo evaporador o condensador, dependiendo de las necesidades de climatización, calefacción o agua caliente sanitaria; así como circuitos que absorben y promueven de altas temperaturas para suelos radiantes o colectores de agua.

La gran ventaja de estas bombas de aire-calor, es que se combinan muy bien con otras tecnologías convencionales o avanzadas, como calderas, boiler, paneles y calentadores solares. En ese sentido, es fundamental que las personas a cargo de la instalación de estos sistemas, sean expertos para ejecutar las conexiones y se haga un mejor aprovechamiento energético en el hogar o edificio, que lleve a un evidente ahorro de dinero.

En viviendas que tienen suelo radiante, se podrá percibir un mejor rendimiento de aire acondicionado y calefacción, durante el verano y el invierno, respectivamente. Esto sucede porque la bomba de calor aire-agua, potencializa los elementos como intercambiadores de temperatura y válvulas, para un rendimiento más notable.

Estos sistemas con una buena instalación y adecuados mantenimientos periódicos, tal vez requerirán de menos cantidad de refrigerantes y reducirían las posibilidades de fugas.

Para los equipamientos que son robustos, es esencial que el mantenimiento se haga al menos una vez al año, y debe de hacerlo un profesional altamente calificado en el tema de la climatización; se aconseja revisar que esta sea una práctica garantizada cuando venga con la instalación, para tener la certeza de un seguimiento adecuado por parte del fabricante. Asimismo, para incrementar la rentabilidad y aumentar la vida útil de estos aparatos, será fundamental hacer mantenimiento y limpieza de forma periódica y con intervalos de tiempo más cortos, en unidades exteriores, desempolvando y erradicando cuanta suciedad se acumule; es más o menos lo habitual que con los calentadores de agua solar y paneles, a los que se les debe de limpiar regularmente, para garantizar la más alta eficiencia energética.

Los requerimientos básicos o recomendables para instalar una bomba de calor aire-agua que labore a la par de la calefacción, aire acondicionado, boiler, entre otros mecanismos en una vivienda, será: poseer un patio medianamente amplio para la instalación de la unidad exterior; para la unidad interior, habrá que contar con un circuito de calefacción central.

Para que haya un calentamiento homogéneo y cómodo en el interior de una casa, se aconseja que también se instalen emisores de calor de baja temperatura, que se pueden acoplar muy bien con los suelos radiantes.