Arreglar fallas cotidianas y comunes del boiler con trucos sencillos para ahorrar en mantenimiento

boiler

Generalmente existen dos tipos de calentadores de agua, los que funcionan con electricidad y los de gas. Con ambos hay que tener especial cuidado al checarlos, sobre todo si apenas se está familiarizando con esta clase de aparatos. Hay que cuidarse de los voltajes o de las llamas según sea el caso.

También es cierto, que saber por nosotros mismos, acerca del funcionamiento de estos mecanismos, así como de sus posibles fallas, podría ahorrarnos mucho dinero en mantenimiento o reparaciones, claro, siempre bajo supervisión de un profesional.

El boiler se queda sin agua caliente. Si es un dispositivo eléctrico, solo apague y vuelva a encender, porque usualmente el disyuntor o interruptor tuvo una falla en el circuito, como una interrupción. Si sigue sin funcionar, entonces es posible que requiera un reemplazo de fusible. Si sucede un corte de temperatura, entonces lo mejor es abrir el panel y presionar ‘reinicio’; ahora solo queda ver si el agua se vuelve a calentar. Una falla más profunda se debería a componentes de calefacción defectuosos; si puede, cámbielos, pero lo mejor es asesorarse con un profesional, y más si empiezan a surgir otros fallos.

En los calentadores de agua que funcionan con gas, hay que checar si la válvula está abierta; si está bien, entonces verifique e piloto o quemador. A veces la pichancha o válvula de fondo pudiera presentar problemas. En ese sentido, habrá que llamar a un especialista para que la reemplace.

El agua del boiler sale demasiado caliente. Si este es el caso y no se puede regular bien a través de los grifos, pudiera representar un problema serio. Tómese calma y cheque su termostato. Si este es demasiado alto, entonces ese es el problema, solo bájelo de intensidad. Pero si este no fuera el caso, entonces es probable que la válvula de presión de temperatura esté fallando, no poniendo límite al calentador de agua, siendo una situación algo peligrosa; hay que reemplazar esa válvula inmediatamente.

El agua sale a baja presión. Esta situación tiene más que ver con la tubería de toda la casa. Es normal que en casas antiguas, las tuberías sean más delgadas, en ese sentido, tal vez lo mejor sea planear un trabajo de albañilería o por lo menos, reemplazar la tubería que conecta el tinaco con el aljibe o con la tubería de agua directa, porque incluso la que se sube desde el aljibe, podría dirigirse a otro lado por medio de una fuga; hay que checar eso.

Hay suciedad en el agua templada o caliente proveniente del boiler

Hay que identificar dos variantes de suciedad o contaminación del agua. Si sale marrón claro, es posible que solo se trate de tierra; eventualmente el problema se resuelve conforme se deja fluir el líquido; habría que checar el tinaco o aljibe, para una limpieza normal. Por otro lado, si la suciedad presenta una tonalidad marrón oscuro, es posible que se trate de óxido debido a la corrosión o daños en el tanque; esto se presenta aún más cuando sale agua caliente. En ese sentido, a lo mejor se necesitará de reemplazar el tanque, pero antes de hacer eso, hay que asegurarse de igual manera, que las varillas de ánodos no estén dañadas, que en caso de estarlo, habrá que cambiarlas; si persiste el problema, entonces sí es el tanque del calentador de agua.

Si se percibe un olor inusual mientras está en la ducha y con el boiler funcionando, podría ser el mismo óxido mencionado anteriormente. Pero si no es así, entonces el tema es más bacteriológico (a veces remplazar el ánodo es la solución). El problema de legionella en algunas regiones puede ser un tema emergente, entonces habrá que acudir a un experto para que analice el agua, o uno mismo puede hacerlo con las herramientas adecuadas. Si son bacterias, con adición de cloro debería ser suficiente. Si se percibe un olor todavía más extraño, entonces el origen podría venir desde las mismas presas o lugares de abastecimiento de la ciudad. En algunos estados se ha encontrado problema de aguas contaminadas con metales, como el flúor, selenio y hasta el mismo plomo.

Ciertas empresas prestadoras de servicios para el abastecimiento del agua, tienen tantos problemas con sus equipos y con la ruptura de tuberías, que no son aptas para seguir distribuyendo el agua; entonces es un problema de administración pública.