01 800 9 H2O TEK (01 800 9426 835) - info@h2otek.com


Conozca más sobre nuestros productos

Albercas


Albercas


Los spa jacuzzi o bañera de hidromasaje han sido para muchos especialistas la mejor medicina preventiva y de tratamiento de afecciones posteriores a los músculos y curiosamente al tratamiento de enfermedades gastrointestinales. Estimula la circulación arterial, relaja los músculos y abre los poros favoreciendo la eliminación de toxinas y combatiendo el cansancio y la tensión nerviosa. También alivia los dolores de artritis, bursitis y cualquier enfermedad ósea o muscular. Sin embargo también son lugares que están destinados para el ocio.

En días calurosos durante el verano, primavera o fines de semana —ya sea para celebrar momentos importantes o pasar un gran fin de semana— las albercas son un sitio de diversión excepcional. Pero no siempre ésta ha sido ni tenido la función tal como la conocemos en nuestros días. Son estanques artificiales, en la actualidad están construidas por ladrillos o bloques de cemento prefabricado recubiertos con mosaico. Se encuentran también las de acero inoxidable o poliéster, en el caso de las que son desmontables. Sin embargo, ya desde la antigüedad fueron conocidas por diversas culturas, tales como la griega, romana y mesopotámica, entre muchas otras. Desde entonces y hasta nuestros días, han tenido tres principales funciones: como sistema de riego, decorativo y de ocio. Las primeras fueron de gran importancia en el almacenamiento de agua en cantidades considerables, de modo que en épocas de sequía daba sustento a la población afectada. Las de este tipo fueron populares en Europa durante el Renacimiento.

En cambio, las primeras albercas decorativas y de ocio pueden rastrearse desde varios siglos atrás. Principalmente para los musulmanes y algunas culturas de oriente fueron un elemento estético de gran importancia, pues complementaba la belleza de los palacios y edificios. Estas eran rectangulares —a diferencia de las construidas en la actualidad— que pueden tener diversas formas, redondas, cuadradas o asimétricas. También eran construidas en jardines con motivos ornamentales. Era común encontrar peces dentro de ellas porque servían como un breve depósito de peces, pero también por un motivo particular: a falta de sistemas de filtros para depurar el agua, los peces cumplían la función de predadores. Eliminaban la población de larvas constantemente producida por insectos cercanos al estanque.

Albercas


A su vez, las albercas destinadas al ocio eran comunes ya desde los romanos, servían como sitio de baño para la nobleza y algunas de ellas hacían uso de aguas templadas. Se construían alrededor de los manantiales o fuentes de agua naturales. Existían también aquellas albercas para el servicio público, que eran usadas por personas de estatus inferiores, sin incluir a los esclavos. Refrescarse en días calurosos, reposar en las aguas bajas del estanque o tomar un baño, era común ya desde épocas antiguas. La estructura y mantenimiento eran propios de una ingeniería precisa, pero por supuesto, nada comparable a los sofisticados materiales o sistemas de filtros conocidos en nuestros días.

En la actualidad, también son destinadas a actividades que nada tenían que ver con el ocio, tal es el caso de deportes como la natación, el clavados, nado artístico o el wáter polo. Con la introducción de estos deportes llegaron también nuevos requerimientos para su construcción. Se establecieron medidas (largo) para su clasificación: olímpica y semiolímpica. Con respecto de su profundidad, en el caso de las que son destinadas para clavado, se requiere una profundidad mayor. Por otro lado, como elemento decorativo, construir una exige una infraestructura cada vez más integral entre su funcionalidad y estética propuesta: dimensión y forma acorde con la arquitectura y las habilidades del usuario, implementación de materiales específicos, iluminación, consideraciones de un protocolo de seguridad, etcétera.

Conviene mencionar que en lengua española, el término puede ser usado de distinto modo, tal como ocurre en países como Argentina, Bolivia y Uruguay, donde se le conoce como “pileta”. En España, por ejemplo, se hace una distinción entre esta y piscina, siendo la segunda un sitio exclusivamente para el baño o natación, de uso público o privado. Esto se debe a la variedad de significados que adquirido el idioma español gracias a la gran extensión de territorio que cubre.

Hay de distintos tipos. Depende del uso que le vayas a dar, ya sean familiares, en hospitales, en hoteles, para hacer deportes, para gimnasios, etc. ¡Incluso las hay para mascotas! No importa su uso, lo que es realmente importante es que cada una de estas cumpla con los estándares de seguridad ya que el número de accidentes en centros acuáticos o escuelas de natación suele ser alto, por ello se recomienda siempre contar con un salvavidas ya que aunque todos nos jactemos de ser nadadores expertos no estamos exentos de un accidente.

Recuerda siempre estar limpio antes de usar las albercas, más si la compartes con más personas, también recuerda que le debes dar un adecuado mantenimiento con los químicos necesarios que van desde cloro hasta el uso de redes que quitan hojas u otros posibles residuos. Todo esto debe realizarlo un profesional. Así que no lo dudes más y sumérgete a la diversión acuática que te puede brindar.

 



Derechos Reservados H2O TEK, S.A. de C.V. Monterrey, N.L.; México
Diseño web, Web Hosting y Marketing web por: Anagram Media Graphics